Fuente: Gerhardt


Casi todos los alimentos y piensos contienen nitrógeno y proteínas. El contenido de proteínas se calcula a partir de la proporción de nitrógeno determinada en una muestra y es un criterio decisivo para la calidad y el precio de un producto. De aquí se deduce la gran importancia de este tipo de análisis para la industria alimentaria y de piensos. Después de su estudio analítico, los productos se identifican con el valor nutricional correspondiente que servirá como información para los consumidores. Esta identificación es obligatoria para los fabricantes y está regulada por leyes nacionales e internacionales.

Leer más...